Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

La curiosa historia del "Submarino Amarillo" para ver las ballenas de cerca

Es una embarcación única que sale desde Puerto Pirámides, con la que se puede ver la fauna submarina desde arriba o desde las ventanas bajo el agua. 

Por Voy de Viaje.

Probablemente no sea necesario preguntarles si son amantes de Los Beatles, al menos al ponerle el nombre Yellow Submarine a su original barco semisumergible, único en el mundo. 

Tiño Resnik junto a su socia Julitte lo construyeron para ver las ballenas, y es uno de los paseos elegidos por miles de turistas que cada año van a visitar al sur argentino la fauna marítima. 

Los avistajes submarinos a bordo del Yellow Submarine permiten observar las ballenas como si se estuviese buceando. 

El Yellow Submarine es la primera nave semisumergible de industria argentina, y fue especialmente diseñada y construida por el astillero naval Federico Contessi de Mar del Plata, y luego transportado por tierra hasta Puerto Pirámides (en el Área Natural Protegida Península Valdés). Tiene 17 metros de largo y 4 de amcho, y pesa 47 toneladas.

En la embarcación, los pasajeros pueden circular libremente y observar a las ballenas en superficie desde la cubierta superior como en una salida tradicional, o desde la cabina submarina para verlas bajo el agua. Allí cuentan con 40 ventanas de observación submarina, cada una con su propio asiento. 

La central de embarque está en Puerto Pirámides, a unos 100 kilómetros de la ciudad de Puerto Madryn. Los paseos no son muy económicos. Las últimas tarifas en temporada alta promediaban los 10 mil pesos por adulto, y la mitad para los niños de 4 a 12 años. Este año, por la pandemia del coronavirus, habrá que ver si hay tiempo de descubrir las ballenas, un paseo tradicional en esta época del año. 

Los creadores de este "Submarino Amarillo", además, son dueños de El Pedral, una casona europea construida en 1923 por una familia vasca, primeros inmigrantes de la región, y ubicada en Punta Ninfa, Chubut. Fue construida con materiales y muebles que vinieron de Europa hasta El Pedral, por barco.

Se encuentra en el medio de un bosque que se alimenta de cursos naturales de agua. En sus playas habita una colonia de pinguinos que se instaló allí hace más de 10 años.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.