Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Playas

Costa Atlántica: los mejores balnearios bonaerenses para veranear

Mar del Plata, un clásico de varias generaciones, y los pinares de Gesell hasta Pinamar esperan una gran temporada este año.

Por Silvina Pini (Especial).

Con una población estable de casi un millón de personas, Mar del Plata combina casi 30 kilómetros de costa con los atractivos de una gran ciudad. Desde playa Delicia, en el norte frente al parque Camet, a los acantilados de playa Serena, en el sur, hay playas para todos los gustos. Desde las superpobladas del centro, pasando por las preferidas por los surfers como Grande y Waikiki, hasta las desiertas y sin carpas del sur, las opciones son muchas y variadas.

Su larga historia como el primer balneario del país (este año cumplió 145 años) se remonta a fines del siglo pasado, cuando en 1888 se construyó una rambla de madera, antecesora de la actual. La que conocemos hoy es de 1937 y fue obra del arquitecto Alejandro Bustillo, responsable también del Gran Hotel Provincial, hoy de la cadena NH, el Casino y la plaza seca donde están los multifotografiados lobos marinos de piedra, del escultor Fioravanti.

La tradicional Rambla de Mar del Plata. (Mario Cherrutti)

Vale la pena visitar el hotel, inaugurado en 1950, con sus imponentes frescos, obra de Bustillo hijo, y enormes salones, uno de ellos con capacidad para 1500 personas que fue por décadas el más grande de América Latina. En este sitio histórico funciona uno de los mejores restaurantes de la ciudad, dirigido por Leo Jaciuk, quien pone al servicio de su cocina de autor su larga experiencia internacional.

Interesante: sin plástico en las playas de Mardel 

La ciudad invita a la caminata. La rambla que comienza en playa Grande se extiende por 3,6 km hasta el Casino. En su recorrido se puede bajar a las rocas de playa Chica a ver golpear las olas, contemplar a los pescadores de Cabo Corrientes y hacer una parada en el Torreón del Monje para un café y sus medialunas legendarias. Otra caminata imperdible es por el verdísimo barrio Los Troncos, donde está el Centro Cultural Victoria Ocampo, que también se puede visitar.

Muy tentadora es la calle Alem, para caminarla desde el Bulevar Marítimo hasta el Cementerio, donde hay bares, heladerías, cafeterías y negocios. Sobre el final de Alem se divisa un gran edificio con forma de barco. Se trata del hotel Sheraton, uno de los 5 estrellas de la ciudad. Otra calle comercial para recorrer es la Güemes que cobra vida en cuanto termina el día de playa.

Playa Agreste, en Ostende, un paraíso para disfrutar en familia. (Mario Cherrutti)

Cerca de la playa Varese está la Torre Tanque, de 1943 y declarado Monumento Histórico. Los valientes pueden subir los 194 escalones. Una visita imperdible para hacer con chicos es a la banquina de pescadores y la escollera sur, donde han mudado la gran población de lobos marinos.

La propuesta cultural incluye su extensa cartelera teatral, la Casa del Puente, obra del arquitecto Amancio Williams que será restaurada en 2020, y el museo de arte contemporáneo MAR, inaugurado en 2013.

Bosque y playas

En apenas 35 kilómetros, en un corredor de pinos, playas y médanos sin interrupciones, se suceden Mar Azul, Las Gaviotas, Mar de las Pampas y Villa Gesell en el municipio de Gesell, y Cariló, Valeria del mar, Ostende y Pinamar en el municipio de Pinamar. Y si bien el paisaje es el mismo, la propuesta de cada balneario es totalmente distinta.

El centro comercial de Cariló, tranquilo y bello para disfrutar del tiempo libre.  (Mario Cherrutti)

Pinamar y Gesell son las preferidas de los adolescentes y jóvenes que deambulan noche y día (sobre todo de noche) por las avenidas Bunge en Pinamar y por la 3 en Gesell. Ambas tienen una propuesta nocturna atractiva para ellos, con boliches como Pueblo Límite, en el ingreso a Gesell, que concentra varias discotecas, bares y restaurantes con capacidad para 20.000 personas, y Boutique y UFO Point, dos paradores de Pinamar que a la noche son discos al aire libre.

Apenas a cinco minutos del centro de Pinamar hacia el sur está Ostende, un lugar con historia, preferido por parejas más grandes. Sobre la línea de dunas pueden verse los restos de la Rambla Sur construida en 1912 y también La Elenita, la casilla de veraneo instalada en 1935 por el Dr. Arturo Frondizi, y el Viejo Hotel Ostende que albergó huéspedes célebres como Antoine de Saint-Exupery.

Te puede interesar: el Viejo Hotel Ostende 

Más adelante, Valeria del Mar mantiene la geografía de bosques, playas y médanos, con una avenida principal, Espora, cada vez más concurrida y donde los negocios, heladerías y restaurantes se extienden hacia las calles laterales.

El tranquilo centro de Mar de las Pampas. (Mario Cherrutti)

La calle Bathurst, en Valeria, de pronto termina en una barrera, el asfalto deja paso a la arena y el nombre cambia a Divisadero: estamos en Cariló, la playa más exclusiva de la costa argentina. Su encanto no sólo está en su bosque casi centenario de pinos, lambertianas, acacias, aromos, álamos, araucarias, cedros, quebrachos, robles y eucaliptos, sino en sus calles de arena, los jardines sin cerco y la ausencia de alumbrado público. Aquí también las playas presentan una hilera de dunas antes de bajar y hay tan solo cuatro balnearios: Hemingway, Cozumel, Divisadero y Punto Uno.

Mar de las Pampas y su continuidad en Las Gaviotas y Mar Azul crecen año a año. La propuesta es muy similar a la de Cariló, pero con precios más accesibles y una proliferación de aparts como el recientemente inaugurado Nova Pampa.

Playas y árboles: Pinamar y Cariló 

Hace 81 años que vengo a Mar del Plata porque mi padres tenían una casa en Parque Luro. íbamos con toda la barra a la playa Tachini. Carlos Acosta, 81 años, jubilado.

Datos útiles

CÓMO LLEGAR. En auto son 1049 km desde Córdoba capital a Pinamar por las RN9, RN2, RP63 (Buenos Aires), RP11 (Buenos Aires) y RP56 (Buenos Aires). Aerolíneas Argentinas cuenta con vuelos directos a Mar del Plata, desde los $ 9300. www.aerolineas.com.ar

DÓNDE DORMIR. En Mar del Plata, Sheraton. Tarifas desde USD155+IVA la doble con desayuno, sin estacionamiento. Paquete Family Plan mínimo 5 días, desde USD 148 por día, estacionamiento incluido. www.sheratonmardelplata.com. NH Gran Hotel Provincial. Tarifas desde $ 5600+IVA la doble con desayuno, piscinas externas y climatizadas, spa, servicio en el balneario, para el mes de enero. www.nh-hoteles.es/hotel/nh-gran-hotel-provincial. En Mar Azul, Nova Pampa. Departamento dos ambientes (4 personas) $ 14.000, tres ambientes (6 personas) $ 18.200, incluye desayuno, estacionamiento, servicio de playa, kids club. www.novapampa.com.ar. En Pinamar, Terrazas al Mar. Desde $ 16.800 la doble con desayuno, incluye estacionamiento y carpa en el balneario. www.terrazasalmar.com.

DÓNDE COMER. NH Gran Hotel Provincial. Excelente cocina del chef Leo Jaciuk y gran carta de vinos en edificio histórico. Demuru. Juan Pedro Demuru agrandó el espacio y además de restaurante, hay panadería y comidas para llevar. Castaño 274, Cariló. Parador Rada. Comida rica en la playa. Av. del Mar y Av. Odisea, Pinamar.

MÁS DATOS. www.gesell.gob.ar. www.pinamar.tur.ar. www.turismomardelplata.gov.ar.

La terraza del Pampa Nova, en Mar Azul. (Mario Cherrutti)

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.