Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Aventura

Comarca Sierras de la Ventana: una zona en fase 5 que apuesta al turismo regional

Atractivo ineludible del partido bonaerense de Tornquist, la comarca comprende seis localidades que empezaron a abrir sus locales gastronómicos a lugareños y visitantes cercanos. La expectativa es ampliar a otros sitios. 

Por Juan Manuel Mannarino (Especial).

Con el cerro Ventana como eje de un paraje bucólico y calmo, a casi 600 kilómetros de la Capital Federal, la comarca Sierras de la Ventana es uno de los circuitos de Buenos Aires que, lejos del aislamiento estricto en el Amba, se encuentra en fase 5 y a la espera del turismo regional. Un pulmón de 1.800 kilómetros de camino rural conocido tanto por la belleza de sus reservas naturales (bosques energéticos, sierras y el Parque Provincial Ernesto Tornquist de 6.700 hectáreas) como por su gastronomía campestre de mesa larga con ciervos, corderos, embutidos, quesos y pastas.

Integrada por seis pequeñas localidades, Tornquist, Villa Serrana La Gruta, San Andrés de las Sierras, Villa Ventana, Sierra de la Ventana y Saldungaray, la expectativa de los habitantes de la comarca es reactivar el comercio y acelerar una apertura gradual. Se apuesta, en rigor, a la llegada de visitantes de localidades cercanas con acuerdos de reciprocidad para que puedan consumir en restaurantes y alojarse por unos días.

El Cerro Ventana es el principal atractivo de La comarca con sus 1.134 metros. Se encuentra ubicado dentro del Parque Tornquist.

Pero otros atractivos típicos de esta zona ubicada en el partido de Tornquist, como el ecoturismo y el de aventura, ciclismo, trekking, cabalgatas, escaladas y paseos en cuadriciclos, deberán esperar aún un tiempo prolongado para volver a nueva normalidad.

No todo es pampa: una ventana a las sierras 

Pablo Canle, presidente de la Asociación para el Desarrollo Turístico de la Comarca de Sierras de la Ventana, dice que la fase cinco implica que hay más dinámica interna. “Presentamos un petitorio al Gobierno para que se regionalice el turismo con localidades libres de Covid-19. Esperamos la novedad, porque esta región depende mucho del movimiento turístico para hacer girar la rueda económica", agrega.

Sin coronavirus

La comarca sigue siendo un lugar sin coronavirus. Tal como ocurre en otras zonas del país que dependen del flujo de visitantes, la pandemia ha perjudicado notablemente la economía local, a punto tal que fueron meses de pérdida absoluta para el comercio y los servicios, desde el alquiler de cabañas y hoteles hasta el consumo en restaurantes y la realización de paseos a cerros y ruinas históricas y actividades náuticas.

La rueda económica, en efecto, afecta tanto a trabajadores directos como indirectos: plomeros, electricistas y albañiles que trabajan en el mantenimiento de los inmuebles así como también a proveedores, tours rurales y transporte. Se calcula que este sector representa el 80 por ciento de los ingresos de toda la comarca.

Incentivo turístico: cómo funciona el programa de preventa turística 

Para Martín Olhaberry, gerente del histórico Hotel Provincial Sierra de la Ventana (un cuatro estrellas con 55 habitaciones y un casino anexo), la pandemia golpeó directamente durante la época con más arribo de huéspedes. “Nuestra región es visitada mayormente por personas del Amba, por lo cual los efectos del coronavirus han sido letales cuando estábamos acostumbrados a tener turismo todo el año. Incluso tenemos más gente en otoño e invierno que en verano, al no tener espejos de agua”, explica el directivo quien también supo desempeñarse como director de Turismo de Tornquist.

Julieta Crocco, de la cervecería Gres y Cabañas Altitud 410 de Villa Ventana, cuenta que el protocolo de la fase 5 implica trabajar a la mitad de la capacidad del local, sólo con reservas y con un distanciamiento de un metro y medio entre las mesas. Además del uso obligatorio de barbijos y de la limpieza en la entrada y en la permanencia, los comerciantes deben realizar un curso de capacitación permanente. “A esta altura, apuntamos a reactivar en el verano. Lo que podemos hacer ahora es mantener el negocio bajando los precios porque el público no tiene dinero. Como monotributistas, nuestras cargas no se bajaron y el crédito del Estado sólo sirve para comprar mercadería. La fase 5 sirve para volver al ruedo, pero en una lógica de supervivencia", admite Julieta.

La comarca está compuesta por Tornquist, Villa Serrana La Gruta, San Andrés de las Sierras, Villa Ventana, Sierra de la Ventana y Saldungaray.

Más libertad

Los agentes turísticos se imaginan un futuro reciente con reuniones de un máximo de 10 personas. Sin embargo, en la comarca creen que el ansia de libertad poscuarentena será un signo positivo para el arribo de turistas. “El virus no es un enemigo, simplemente hay que aprender a convivir con él”, dice Olhaberry.

Si bien la apertura de la fase 5 es lenta y mínima, para Canle es un paliativo para la salud de la gente y para que la cabeza funcione mejor, porque todo estaba muy frenado. A su vez, se arriesga a adelantar que la proyección del grueso del turismo es a cinco o seis meses, y lo asocia a una perspectiva nacional en la que se estima que los espacios abiertos, rurales y extendidos ganarán terreno en el turismo regional. “No ofrecemos lugares cerrados ni grandes estructuras edilicias ni shoppings. Lo que tenemos es aire libre, descanso, silencio y naturaleza. Quizás el turista tenga algo de miedo en un principio, pero luego se animará a salir. Programamos un buen verano porque somos un punto cercano, de fácil acceso y de belleza natural en un contexto de retracción económica”, agrega.

Reciprocidad con localidades cercanas

Dentro de la fase 5, una de las novedades fue un acuerdo de reciprocidad entre la comarca de Sierras de la Ventana y Coronel Suárez. Eso permite visitas recíprocas con sólo mostrar el documento para el consumo gastronómico y las permanencias breves. Hasta el momento no incluye alojamientos. “Se permiten actividades esporádicas como arreglos en la casas de fin de semana y almorzar y cenar en locales. Pero no hay libre tránsito”, aclara Canle.

Se busca ampliar el acuerdo de reciprocidad con otras localidades como Monte Hermoso, Tres Arroyos, Trenque Lauquen, Coronel Pringles y Dorrego. “La responsabilidad social implica asegurar que cada comensal y cada huésped esté seguro, armar una burbuja sanitaria y emocional y seguir liberando las áreas. Es muy difícil, porque hasta la gente grande te ve y te quiere dar afecto”, agrega Olhaberry.

En esta región, la mayoría de las actividades se pueden desarrollar al aire libre y en pleno contacto con la naturaleza.

Datos útiles

TURISMO DE NATURALEZA. El imán del turismo rural y ecológico de la comarca incluye casas de campo, paseos en estancias y excursiones a las Sierras. Otros de los atractivos de la zona son las visitas a museos, las ruinas históricas y el disfrute de la gastronomía local, las vistas panorámicas, el contacto con la naturaleza y la fauna.

UN GIGANTE QUE ESPERA. Un punto paradigmático de este destino es el majestuoso Hotel Provincial Sierra de la Ventana, construido en 1945 y que cuenta con spa, club de golf y casino.

MÁS INFO. www.tornquist.gob.ar.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.