Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

Catamarca y su oferta virtual como opción (y una invitación a la Ruta del Telar)

Catamarca, la provincia tal vez menos conocida del norte argentino, lanzó una novedosa oferta de contenidos virtuales. A la vez, una de sus rutas arqueológicas y culturales más atrapantes se prepara para ser recorrida cuando se levante la cuarentena.

Por Juan Manuel Mannarino (Especial).

#yomequedoencasa. Te recomendamos no salir de tu casa. Agendá este destino para tus futuros viajes.

Los flyers y videos son elocuentes. “Cambiá la fecha. ¡Salvemos al turismo! ¡Te necesitamos! No canceles tus ganas de viajar, reprogramá”. “Por vos. Por nosotros. Por ellos. Por todos. Por una Catamarca libre. Unidos podemos lograrlo. Catamarca #mequedoencasa”. “Nuestros paisajes. Nuestra gastronomía. Nuestras artesanías. Nuestras aventuras. Van a seguir aquí, esperándote. Cuidá tu vida. Y la de todos. Reprogramá tu viaje. Más adelante podremos encontrarnos”.

Catamarca no es la excepción en tiempos de cuarentena obligatoria. La provincia se blindó contra el turismo y cerró las fronteras. “No tenemos extranjeros y se han cerrado todos los accesos. Estamos evacuando consultas por las redes y trabajando todo de manera virtual”, explica Gabriela Coll, secretaria de Gestión Turística. La perplejidad, más allá del aislamiento social, se respira en el aire: aún nadie sabe cuándo se volverá con los paseos.

Increíble: Egipto abre virtualmente sus tumbas 

El turismo, en rigor, es acaso la industria más afectada por el coronavirus. La expansión de la pandemia provocó paulatinamente una ola de cancelaciones, mientras el sector se prepara para pérdidas millonarias en Semana Santa. “No canceles tus sueños, aplazalos”, es el mantra desesperado que promueven las empresas y los destinos para intentar mitigar daños.

Pero no todo es incertidumbre. Como ocurre en otras provincias, la vía virtual es una salida creativa que, si bien no reemplaza los tours que se realizan de cuerpo presente, se presenta como una opción en la agenda. Desde su página de Facebook del Ministerio de Cultura y Turismo, Catamarca combina emisiones audiovisuales con distintas propuestas culturales.

La Catamarca oculta

A principios de año, el calendario de feriados de 2020 había planteado un panorama positivo con carnaval, un feriado puente y Semana Santa desparramados entre febrero y abril. De hecho, Catamarca había registrado un 75 por ciento de ocupación hotelera durante el fin de semana largo de febrero. Sumado al encarecimiento de los viajes al exterior, llevó a que los niveles de reservas sean alentadores para esas fechas. Pero el paisaje cambió radicalmente cuando comenzaron los primeros casos de coronavirus en el país, situación de la que esta provincia no quedó exenta, aunque no registra casos confirmados.

Te puede interesar: el mercado virtual de Purmamarca 

Catamarca es la provincia menos conocida del norte argentino. La menos nombrada. La menos visitada. Cuando el turista ocasional planifica un paseo hacia el lado septentrional del país, las primeras opciones son otras: Salta, Jujuy, Tucumán. Más allá de sus clásicos puntos como la Cuesta del Portezuelo, las termas de Fiambalá y las lagunas, salares y volcanes de Antofagasta de la Sierra, no suele estar contemplada en el paquete turístico. Y tal vez por dicha omisión, se reserva sus bellezas naturales, riqueza arqueológica y recorridos históricos y culturales como la revelación de un mundo secreto, oculto.

Lo que se viene

La Ruta del Telar espera a todos los visitantes para cuando se reactive la actividad turística. (Carolina Cabrera)

Con el flujo turístico en suspenso aparece, sin embargo, un destino posible. Uno de los puntos paradigmáticos que se proyectan para el segundo semestre es la mítica Ruta del Telar. Allí se concentran paisajes de montaña, ruinas arqueológicas, museos, visitas al maravilloso mundo del telar indígena y leyendas mitológicas.

La huella arqueológica, en efecto, es un atractivo ineludible de la provincia. Allí está El Shincal, en la ciudad de Londres y a 285 kilómetros de la capital, uno de los sitios arqueológicos más importantes de la Región Sur del Imperio Incaico y centro de uno de los recorridos históricos y culturales, el que une la ruta 60 con la 40.

Allí se vive intensamente la Ruta del Telar, donde se mezclan las tradiciones indígenas y las españolas para elaborar todo tipo de tejidos en lana de oveja, llama, alpaca y vicuña. Las artesanas invitan a pasar a sus casas, construidas por ladrillos de adobe, y muestran sus chales, ponchos y pashminas. El lugar también es cuna de la nuez, las pasas de uva y de árboles como el chañar, el algarrobo y la tala.

Lo que se destaca en esta región es la memoria de la cultura aguada y del período incaico. Una serie de museos narran cómo era la vida entre el 600 y el 900 de nuestra era: las imágenes de felinos en las cerámicas, la exuberancia del arte precolombino en oro y bronce y la práctica de sacrificios humanos. Las casas de entonces, de paja y barro, aún continúan en pie, como si hubieran sido talladas por los mejores orfebres.

Sin salir de casa: cómo viajar por los paisajes más lindos de Argentina 

En El Shincal, una suerte de pequeño Machu Picchu argentino, funcionaron los centros administrativo y ceremonial de los incas. Sus escaleras de piedra, pucarás y templos del sol forman parte del Qhapaq Ñan, el Gran Camino de los Incas de más de 30 mil kilómetros con origen en Perú declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y allí están las ruinas, intactas en la memoria legendaria, a la espera de volver a mostrar su mística ante el visitante que las quiera descubrir.

Cultura en casa

La novedad cultural y artística de Catamarca en tiempos de cuarentena es el ciclo llamado #CulturaEnCasa, con programas en vivo y grabados que se difunden a través de las redes e incluyen visitas guías a las muestras de los museos provinciales.

“Estamos ampliando el programa a músicos y artistas visuales locales: los primeros compartirán sus interpretaciones y los segundos abrirán las puertas de su taller y hablarán de sus obras”, señalaron desde el Ministerio de Cultura y Turismo.

Otra de las novedosas iniciativas culturales es la propuesta Viaje al centro de mi casa, una invitación a escribir crónicas para narrar la experiencia de estar estos días en casa. Es una convocatoria abierta a escribir de forma individual o familiar con el objetivo de generar una memoria/registro de la época. Con el material que se genere se publicará un libro digital. Más info: https://bit.ly/viajealcentrodemicasa.

Datos útiles 

TRIVIAS. Desde el Ministerio de Cultura y Turismo se desarrollaron trivias para conocer la provincia. Ya hay dos: destinos turísticos y Literatura Infantil.

TURISMO EN LAS REDES. El visitante podrá interactuar en las redes oficiales de la provincia para reprogramar su viaje, acceder a sorteos y conocer Catamarca desde postales audiovisuales. La propuesta Reprogramá Tu Viaje contempla sorteos de excursiones, entre otras oportunidades. Otra se llama Viajá por #CatamarcaDesdeCasa, una suerte de microcontenidos que promocionan destinos o lugares puntuales a partir de imágenes y pequeños textos.

MÁS INFO. Facebook: Ministerio de Cultura y Turismo Catamarca. Página oficial de la provincia. Instagram: cultura.turismo.catamarca.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.