Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Argentina

Antiguos pueblos y bodegas artesanales

Un conjunto de atractivos riojanos permite descubrir viejos caseríos a través de una ruta de bodegas artesanales, escenarios para la aventura y el Parque Nacional Talampaya. Programas para entrar en calor.

Por Sandra Bonetto (Especial).

 

A 150 kilómetros al norte de la ciudad de La Rioja, por ruta 75, descansan pueblos sumergidos en la

quietud. Se trata de un corredor que involucra a ocho establecimientos artesanales situados en Sanagasta, Huaco, Agua Blanca, Aminga, Anillaco, Los Molinos, Anjullón, San Pedro y Santa Vera Cruz, conocido como la costa riojana.

Sin mares ni lagos a la vista, ahí la palabra costa significa “costado o al lado de” y por ser una sucesión de pueblitos a la vera de la ruta nacional 45, que bordea las imponentes sierras, se llama así a dicho recorrido.

La mayoría de esos pueblos tiene alrededor de 800 habitantes y hay casos como Santa Vera Cruz que no supera los 130 pobladores estables. Viven del cultivo de nogales y olivo, y de la cría de cabras. También, muchos productores dedicados a la vitivinicultura, idearon un nuevo circuito de vinos artesanales.

En cada uno de esos caseríos   se pueden degustar los tradicionales vinos caseros que atrapan por el sabor de las cosas “hechas en casa”. A la orilla de la montaña se pueden visitar las bodegas artesanales Lomas Blancas, Casa India, San Huberto y Los Navarros, entre otras.

Desafío al viento. En el vértice nordeste del mapa de La Rioja, existe un pequeño desierto que se llena de intrépidos deportistas desafiantes del viento a toda velocidad. Se trata del valle de El Barreal, emplazado en el sudeste del apacible departamento Arauco.

Allí mismo está el complejo turístico llamado Vientos del Señor que dispone de refugios, asadores, hornos de barro, una confitería y una escuelita equipada con carrovelas, kitebuggys y bicicletas. Todas las actividades y el uso de los equipos e instalaciones son gratuitas.

Los vientos constantes de 50 kilómetros por hora, además de permitir practicar deportes de aventura, impulsaron el desarrollo del primer parque eólico de La Rioja.

Camino al Barreal es un campo de 12 molinos de viento modernos instalado en el Valle de la Puerta, en el departamento Arauco, y va camino a consolidarse como el más moderno de la Argentina.

Unos kilómetros más al norte, alejándose de la capital, se levanta el polo olivícola de Aimogasta, cabecera del departamento Arauco, donde las grandes agroaceituneras conviven con emprendimientos familiares, como la fábrica artesanal de la familia Hilal.

Cerros con historia y vinos. La gira riojana continúa hacia el centro-norte de la provincia rumbo a la localidad de Chilecito por rutas nacionales 38 y 74.

Allí, se puede visitar primero los restos de un cablecarril, una de las obras más largas del mundo, construida a principios de siglo para transportar el mineral desde los socavones de una mina trabajada originariamente por aborígenes, hasta la estación del ferrocarril en Chilecito.

Este capítulo del mega-recorrido se puede combinar con interesantes visitas por importantes bodegas, como La Riojana y La Puerta. En ellas se conjuga la elaboración vitivinícola con la de aceitunas y sus derivados.

La Ruta del Vino está integrada por más de 35 bodegas; y Chilecito es el polo vitivinícola de la provincia, con el 75 por ciento de las bodegas.

Asimismo, en Chilecito, se puede visitar Agroandina, firma de sociedad mixta, con mayoría del estado provincial. Agroandina acaba de incorporar tecnología de punta y se convierte en la primera empresa argentina que puede envasar sólidos húmedos en formato tetrabrick.

Al rojo vivo. Desde Villa Unión, se puede visitar el Parque Nacional Talampaya y otros destinos de la zona. El Gran Cañón, la postal eterna de la provincia, la Ciudad Perdida y el Circuito Arco Iris, son los nombres de los paisajes que forman parte de un territorio de 215 hectáreas.

Recorrer esa árida geografía es en sí misma una aventura. Transitarla en su totalidad demanda tres días y todas las excursiones se realizan con guías y acompañados por guardaparques.

El cañón Arco Iris es bastante diferente a los demás y es otra de las nuevas opciones del Parque. En bicicletas, que se alquilan en la Intendencia del parque y también, a pie por la quebrada Eduardo, para recorrer los farallones por arriba, es una alternativa que lleva un día entero.

Ciudad Perdida es el circuito más extenso, dura cuatro horas, y comienza en el lecho seco del río Gualo. En una caminata sorteando dunas y pampas se llega a un mirador natural.

Custodios del cielo. El extremo sur riojano es el albergue de docenas de cóndores. A 180 kilómetros de la capital provincial, la quebrada del Cóndor es la morada de 150 aves que planean muy cerca, de los visitantes.

Desde el paraje Tama hay que partir hasta Sierra de los Quinteros y desde ahí, luego de una cabalgata de un par de horas, entre vertientes de agua que alimentan un imponente verdor y manantiales que forman quebradas con grandes piletones naturales, se alcanza el peñón rocoso que oficia de mirador.

Cocina riojana. En la ciudad de La Rioja, el broche de oro estará a cargo de uno de los representantes más destacados como es Hugo Veliz, chef que rescata productos olvidados y los incorpora a la cocina riojana. Su fin es dar una identidad gastronómica exclusiva a sus especialidades. Así, algarroba, conejo, jarilla, mistol son algunos de los productos están saliendo del olvido.

Orígenes, Sabores de nuestra tierra, es uno de los nuevos emprendimientos del capitalino Paseo Cultural Pedro Ignacio de Castro Barros, que tiene la impronta de Veliz, nativo de La Rioja y chef ejecutivo del Naindo Park Hotel. Su caballito de batalla es el jamón crudo de conejo ahumado en jarilla envasado al vacío.

Lo que hay que saber

 

Tarifas de alojamiento

Habitaciones dobles

La Rioja Capital. Hoteles 5* $ 590; 4* $ 414, y 3* $ 280.

Residenciales y otras categorías: desde $ 250 a $ 60.

Villa Unión. Hoteles 4* $ 280.

Otras categorías: desde $ 250 a $ 150.

Chilecito. Hoteles 3* $ 290 y otras categorías: desde $ 250 a $ 180.

Excursiones de un día

Talampaya desde $ 255.

La Costa Riojana desde $ 190.

Quebrada de los Cóndores desde $ 245.

Chilecito y Cuesta de Miranda desde $ 288.

Informes en página de Internet: www.turismolarioja.gov.ar

 

 

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.