Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Algunas claves para entender cómo se aplicará el llamado “dólar turista”

Ante la inminencia del nuevo impuesto, un resumen de las implicancias que tendrá en viajes y consumos facturados en el exterior.

Por Redacción Voy de Viaje.

“Los argentinos y argentinas que tengan la posibilidad de viajar al extranjero y hagan compras, esas compras se pagan con dólares del Banco Central y los tenemos que cuidar mucho”, comentó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para explicar la decisión de aplicar un impuesto del 30% para las compras realizadas en el exterior (o desde el país a prestadores extranjeros) y pagadas con tarjeta de crédito y débito.

La decisión no implica “ninguna restricción para que los que puedan viajar lo hagan y disfruten”, agregó el jefe de ministros. Pero indicó: “Necesitamos recaudar de una forma esa diferencia entre el gasto en tarjeta de crédito que después se paga en pesos aquí y los dólares”. Las especulaciones en torno a una medida de este este tipo estaban a la orden del día, al punto de que el último fin de semana hubo un crecimiento notorio en la compra de vuelos al extranjero.

Frente al anuncio, que estima un valor del “dólar turista” en aproximadamente $ 82 (un 30% más que el valor minorista de la actualidad, alrededor de 63 pesos), aparecen varias claves para tener en cuenta en próximos viajes y compras realizadas en el exterior o de manera online.

Qué afecta. Los gastos que serán incluidos en el impuesto son aquellos realizados con tarjeta de crédito hacia proveedores del exterior. Esto incluye, además de pasajes de avión de aerolíneas extranjeras, hoteles y gastos cotidianos pagados con el plástico, servicios contratados con empresas residentes fuera de Argentina –tales como Netflix y Spotify– y compras realizadas vía internet en sitios como Amazon o Alibaba. En rigor, una compra por U$D 100 representaría no sólo los $ 6.300 al valor de cotización actual ($ 63 por dólar) sino también un recargo del 30% sobre ese importe, unos $ 1.890 más.

Desde cuándo. El proyecto fue presentado en el Congreso hoy y se prevé que su tratamiento en Diputados y Senadores se desarrolle antes de fin de año, aunque dependerá de tiempos legislativos para su aplicación. Al tratarse de la creación de un nuevo impuesto, debe ser aprobado por el Congreso y luego reglamentado por el Poder Ejecutivo. La medida comenzaría a regir en las operaciones que se realicen a partir de la vigencia de la norma. Aquellas operaciones realizadas anteriormente y que se encuentran aún sin abonar no deberían verse afectadas por la medida.

Billetes empoderados. La decisión de recargar los gastos de argentinos en el exterior no revierte el actual cepo para la compra de dólares en efectivo, que tiene un límite de 200 dólares mensuales. Eso probablemente se traduzca en un ajuste del valor del llamado dólar blue, divisa paralela que ya cruzó la barrera de las $ 73 y seguirá elevando su demanda hasta emparejarse con los $ 82 que costará cada “dólar turista”. Para evitar el recargo en las operaciones con tarjeta, la única alternativa es tener dólares en efectivo o moneda local. Otra opción para residentes argentinos en el extranjero es utilizar una tarjeta de crédito o débito con residencia en algún país extranjero.

Los adelantados y los all inclusive, los ganadores. Aquellos viajeros que pudieron comprar sus pasajes y paquetes con anterioridad son los grandes “salvados” frente a la inminencia de esta medida, que busca recaudar a partir de los gastos que realizarán los argentinos en las próximas vacaciones de verano. Aquellos que optaron por paquetes all inclusive, con todos los gastos incluidos, son todavía más afortunados: el ajuste por el dólar turista no los afectará a menos que realicen algún eventual consumo con tarjeta.

¿Impacto local? Uno de los argumentos relacionados con la medida anunciada tiene que ver con el correlato lógico que debería plasmarse en el mercado interno. Ante los crecientes costos que implica agregar un 30% a todo aquello que se pague con crédito o débito para viajar y vacacionar en el exterior, sería esperable un aumento en los índices del turismo interno. Serán los operadores turísticos y los comerciantes los encargados de capitalizar esta ventaja comparativa en relación con otras temporadas.

Contra el déficit. Basta repasar el saldo de la balanza turística de los últimos años para entender el porqué detrás de la medida. En 2016, tomando en cuenta viajes al exterior y compras desde aquí en sitios del extranjero, el déficit (“lo que entró” vs. “lo que salió”) fue de 8.500 millones de dólares. En 2017 esa cifra ascendió a U$D 10.600 millones y en 2018 superó los U$D 8.000 millones. Durante 2019 el balance negativo asciende a U$D 5.000 millones.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.